Ahogado en un coño peludo

Esta hermosa señorita estaba durmiendo apaciblemente, no tenía pensado tener sexo aquél día, pero tuvo la visita de un afroamericano muy conocido en el negocio, él empezó a acariciarla porque se veía adorable la chica, la despertó, lo primero que hizo esta morena bonita fue escupir sus propias tetas para masajearlas, luego su vagina peluda se la empezó a frotar y estirar dejando claro que estaba húmeda para de inmediato someter a su amigo, el tipo casi se desespera por tener tanta vagina en la cara, ella parecía obligarlo, pero se la estaba pasando bien, el hombre la puso en cuatro para meterle su enorme polla negra, ella cambió de posición varias veces, estaba más despierta que nunca, estar encima del moreno moviendo el culo de forma desesperada simplemente la hizo ver estrellas, por supuesto quiso leche la cual le cayó en la boquita y tetas.

Date: junio 10, 2020